Crónicas

A siete años de la prohibición de las balas de goma en Catalunya seguimos siendo carne de cañón (policial)

El martes 11 de junio de 2013, la Asociación Stop Bales de Goma presentaba el informe “El uso de las balas de goma por parte de la Brigada Móvil de los Mossos d’Esquadra (BRIMO)”. Lo hacía en la Facultad de Historia, Geografía y Filosofía de la Universitat de Barcelona, en pleno centro de la ciudad. Aquel fue otro paso más en el camino del colectivo, un argumento más en su constante lucha para conseguir la prohibición en Catalunya del uso de las balas de goma. Y el objetivo, este, se cumplió 10 meses después: el 30 de abril de 2014 entraba en vigor la prohibición del uso de estos proyectiles. Aunque el trabajo no ha terminado: los cuerpos de seguridad siguen blandiendo armas letales en nuestras calles.

30 abril 2021 7 años después de la prohibición de las balas de goma seguimos siendo carne de cañón (policial)

Rolando d’Alessandro durante la presentación del informe sobre el uso de las balas de goma por parte de la BRIMO. Barcelona, 11 de junio de 2013 | Foto: Mónica Solanas Gracia

Stop Bales de Goma nace en 2010 con el objetivo de conseguir “la total abolición de estas armas [proyectiles de goma (caucho y foam)] por parte de la policía catalana y otros cuerpos policiales autonómicos y nacionales”. Una petición que respondía directamente a la violencia y a la impunidad policiales. Las actuaciones de los Mossos d’Esquadra en aquel momento estaban lideradas por Felip Puig, el conseller de Interior del gobierno de Artur Mas desde que ganara las elecciones en noviembre de 2010. Tras salir refrendado en los comicios celebrados dos años después, aunque con un número considerablemente menor de apoyos, Puig continuó al frente de Interior. Aquellos dos años hicieron patente las políticas convergentes de recortes, repagos, censuras informativas, xenofobia, clasismo, desigualdades, terrorismo de Estado, por citar unas cuantas. La seguridad ciudadana era prioritaria para Puig, y la gestionaba con mano de hierro. Y con balas de goma.

El 17 de noviembre de 2012, previo a las elecciones en las que Mas ganó la presidencia bajo la bandera del independentismo, publiqué “CiU y la estrategia oculta“, un análisis de las actuaciones de integrantes, simpatizantes y allegados del partido convergente y unionista. A propósito del tema que ahora nos ocupa, os remito a la última sección, La importancia de la seguridad ciudadana, porque es muy reveladora de las maneras de hacer en materia de seguridad ciudadana por parte de Felip Puig y del cuerpo de Mossos d’Esquadra. Por ofreceros un adelanto rápido y esclarecedor de lo que vais a encontrar, solo en este apartado podréis leer una recopilación de declaraciones muy inquietantes. Por ejemplo, que el conseller Puig había planteado restringir el derecho de reunión, además del endurecimiento del Código Penal para que, palabras textuales, «dé más miedo, y lo haré tensando la ley hasta allí donde esté permitido y un poco más».

 

El 11 de julio de 2013 Nicola Tanno, integrante de Stop Balas de Goma, participaba en la Comisión de Estudio de los Modelos de Seguridad y Orden Público y del Uso de Material Antidisturbios en Eventos de Masas del Parlament de Catalunya, un mes después de la presentación del informe sobre el uso de balas de goma por parte de la BRIMO. Aquella jornada pude asistir y ser testigo de su testimonio y del que aportó, entre otras voces, Ester Quintana. Y ambos mostraron la violencia que los Mossos d’Esquadra ejercieron contra ellos con total rotundidad.

En mi opinión, de aquella jornada hay muchísimas cosas remarcables, podéis consultarlas en la crónica que publiqué de aquella sesión. Pero aquí, hoy, quiero destacar la falta absoluta de colaboración por parte del Departamento de Interior y la impunidad de la que gozaba (y goza) el cuerpo de Mossos d’Esquadra porque no se les podía identificar, porque no llevaban de manera visible su identificación. Una impunidad que, cínicamente, en aquella misma Comisión reclamó Josep Lluís Trapero, Comisario Jefe de los Mossos, disfrazada bajo el término seguridad jurídica.

 

Que existía un problema grave con el modelo de seguridad y orden público, que teníamos un problema muy grave en las calles y en las instituciones con el cuerpo de Mossos d’Esquadra, con la Brigada Móvil (BRIMO), no era algo nuevo. Los políticos que dictan las órdenes de las Brigadas Móviles han repetido por activa y por pasiva que las víctimas de la brutalidad policial lo son porque “no estaban en el lugar adecuado”. Pero la realidad es que padecemos la impunidad de una policía violenta y el blanqueamiento de sus dirigentes políticos.

30 abril 2021 7 años despues de la prohibición de las balas de goma seguimos siendo carne de cañón (policial)

“Fem-los fora. Juntes podem”: lema de la manifestación en Barcelona del 24 de febrero de 2013. En la imagen, preparando las pancartas de Stop Bales de Goma para la salida de la Columna Antirrepresiva | Foto: Okokitsme

Y no solo los de CiU: Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) también ha sido cómplice de su bestialidad. No pueden blandirse semejantes argumentos desde cargos públicos: las personas, LAS VÍCTIMAS, no estamos ni en los lugares equivocados ni en los momentos equivocados. Son ellos quienes hacen un uso aberrantemente equivocado de su poder.

 

He reflexionado mucho sobre los Mossos y su manera de actuar. Su página web es una de sus cartas de presentación; hace ya un tiempo entré en ella y leí con mucha atención. Y tomé notas. Y comparé lo que en ella decían con la forma de actuar que tenían en la calle; lo confronté con declaraciones de políticos y sindicatos policiales; con testimonios de víctimas de la violencia policial. Con hechos execrables llevados a cabo por agentes de la policía autonómica catalana. Y llegué a una serie de impresiones: teniendo en cuenta que su objetivo principal es “dar un servicio de calidad”, estas impresiones tienen mucho carácter de conclusión, por un lado, y de metodología sistémica y sistemática por otro. Es exactamente lo que hablaron Carles Guillot y Carlos Suárez, compañero de DateCuenta, poco después de que Guillot diera un paso más: el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Tras doce años de lucha y habiendo agotado las vías judiciales en España, Carles Guillot decidió seguir adelante y llevar su caso a Estrasburgo para «evitar que esta situación de vulneración de nuestros derechos fundamentales se repita». El miércoles 17 de julio de 2013 daba una rueda de prensa en la que, junto a sus abogados, explicaba los motivos de esta decisión. “Me ha quedado claro que en este país no hay justicia”, afirmó. También señaló la “ineficacia” de la clase política: “a pesar de saber que estas balas matan y mutilan, las siguen utilizando”. En la rueda de prensa también anunció que iniciaban una campaña de micromecenazgo para obtener la financiación necesaria. Superó la cifra óptima solicitada.

30 abril 2021 7 años después de la prohibición de las balas de goma seguimos siendo carne de cañón (policial)

De izquierda a derecha, los abogados Jaume Asens y Anaïs Franquesa, Carles Guillot (Stop Bales de Goma), Ester Quintana (Ojo con tu ojo) y su abogada Laia Serra durante la rueda de prensa en la que Guillot anuncia que lleva su caso al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Barcelona, 17 de julio de 2013 | Foto: Mónica Solanas Gracia

Ya en 2013, los casos de violencia policial se acumulaban en la memoria de muchas. Al de Carles se suman los de Patricia Heras, Pedro Álvarez, Driss Zraidi, Lucian Padurau, Nicola Tanno, Óscar Alpuente, Rodrigo Lanza, Alfredo Pestana, Edgar López, Jordi Naval, Alex Cisterna, Juan Andrés Benítez y tantos otros. Con todo este material, quise volver a escribir sobre el tema, y lo hice bajo el título “La ‘calidad’ de los Mossos d’Esquadra“.

 

Hoy hace exactamente siete años que entraba en vigor la prohibición del uso de balas de goma en Catalunya. Por parte de los Mossos d’Esquadra, cabe señalar, estaba claro. Porque volvieron a dispararse balas de goma en Catalunya. Y sigue utilizándose material letal por parte de Mossos, de Policía Nacional, de Guardia Civil y del resto de cuerpos policiales. En Catalunya, en España y en el resto del mundo.

Y esta reflexión continúa dándose en mi cabeza porque siete años después seguimos siendo carne de cañón.

 

Doy paso al cierre recordando exactamente esto: que el 30 de abril de 2014, día que entró en vigor la prohibición de las balas de goma en Catalunya, no habíamos dejado de ser carne de cañón [policial]. Que seguiré reflexionando y actuando en este sentido. Que sigo acompañando a mi familia de Stop Bales de Goma.

Os dejo la crónica que publiqué ese día en DateCuenta, porque es un paso más en este camino de resistencia.

 

Prohibición de las balas de goma: seguimos siendo carne de cañón

El 26 de abril de 2013 quedó constituida la comisión de estudio de los modelos de seguridad y orden público y el uso de material antidisturbios en eventos de masas; la CEMSOPUM. El 8 de noviembre del mismo año llegó a su fin. En el informe que publicó el 25 de noviembre instaba al gobierno de la Generalitat a «prohibir, explícitamente, sin ninguna exención y de una vez por todas, el uso de balas de goma como munición policial». Eso fue todo, ni estudio de los modelos de seguridad y orden público ni del uso de material antidisturbios. Un resultado ridículo y tardío.

Martes, 29 de abril de 2014. A un día de la prohibición efectiva de las balas de goma en territorio catalán, la Asociación Stop Bales de Goma emite un comunicado en el que anuncia que continuará luchando «contra el uso de armas letales, contra la criminalización de las protestas y contra la cultura policial de la represión». Empiezan su andadura el año 2010, a raíz del aumento de víctimas de la violencia policial durante aquel año y el anterior. El objetivo es hacer visible esta cuestión. Una cuestión muy visible en los casos de pérdida de ojo. El mismo año de su nacimiento son invitados por el Parlament de Catalunya, invitación que se materializa en septiembre de 2011 a través de la Comisión de Interior. La Asociación llega a la cita sobradamente preparada y documentada, tras elaborar un informe que describe las características técnicas de las balas de goma, los daños que causan sobre las personas, su uso en otros países. El documento es único: ni la Conselleria de Interior ni el Parlament de Catalunya han elaborado jamás un material de este estilo. Además, les convierte en expertos en la materia y en interlocutores válidos tanto para los medios de comunicación como para los representantes políticos. Sin embargo, el resultado de esa primera experiencia institucional demuestra de manera rotunda que los intereses partidistas y electorales están por delante de la defensa de los Derechos Humanos.

30 abril 2021 7 años después de la prohibición de las balas de goma seguimos siendo carne de cañón (policial)

De izquierda a derecha: Óscar Alpuente, Nicola Tanno, Carles Guillot y Jordi Sallent sosteniendo los retratos realizados por el fotoperiodista Francesca Oggiano para la campaña “The Stolen Eyes”. Fue expuesta en el Centre de Cultura Contemporània (CCCB) de Barcelona el año 2012 | Foto: Asociación Stop Bales de Goma

2012 es un año de episodios de violencia y represión policial flagrantes. Los más escandalosos, durante las dos jornadas de Huelga General, el 29 de marzo y el 14 de noviembre. Decenas de personas heridas, bazos extirpados, perdidas de visión, ojos arrancados. Los excesos policiales, su prepotencia y violencia gratuitas avivan el debate del modelo policial de los Mossos d’Esquadra entre la sociedad catalana. Felip Puig es sustituido por Ramon Espadaler en Interior. Una baja política, no policial. Y no es baja, le cambian el cromo y pasa a cargar con la cartera de Empresa y Ocupación.

2013 es el año de una segunda experiencia parlamentaria para Stop Bales de Goma, a la que se presentan con una nueva versión de su informe, ampliada y mejorada. Esta vez es en el marco de la anteriormente mencionada CEMSOPUM. Tras seis meses de trabajo y comparecencias tan impresionantes como la de la doctora Estrella Fernández Martínez —califica las lesiones que provocan las balas de goma como “lesiones de guerra”—, se concluye que estos proyectiles serán prohibidos a partir del día 30 de abril de 2014. Seis meses más de riesgo para civiles que pueden causar baja. El resto sigue igual: no se ha hecho ningún estudio del modelo de seguridad y orden público, no se ha realizado ningún análisis sobre el uso de material antidisturbios en grandes eventos.

Al contrario, se han incorporado nuevas armas letales al equipo de los Mossos que se suman a las ya existentes. Nuevas armas de las que no existen estudios independientes sobre los efectos que pueden provocar sobre la población. No obstante, se tienen conocimiento a ciencia cierta de que provocan daños iguales o similares a los que causan las balas de goma. El principio de proporcionalidad, obviamente, vuelve a ser uno de los grandes olvidados.

Actuaciones ilegales. Abuso de poder. Violencia extrema. Impunidad. Corporativismo. No obediencia de normas y protocolos. Comportamientos sistemáticos del cuerpo de Mossos d’Esquadra y de los agentes de la Brigada Movil (BRIMO) que la Conselleria de Interior excusa, esconde, protege y defiende también sistemáticamente. El 6 de octubre de 2013, con la Comisión de Estudio a pleno rendimiento, un grupo de 13 agentes del cuerpo autonómico provoca la muerte de Juan Andrés Benítez, vecino del barrio del Raval de Barcelona. 13 agentes: unos por colaborar en la brutal paliza, otros por ser entes pasivos. Todos responsables directos de su asesinato. Hoy sigue sin haber culpables.

30 abril 2021 7 años después de la prohibición de las balas de goma seguimos siendo carne de cañón (policial)

Bala de goma disparada durante una manifestación en 2012 en Barcelona | Foto: Mónica Solanas Gracia

Es indispensable ser conscientes que esta Comisión no ha hecho su trabajo: ha sido un fracaso absoluto. Sigue existiendo un problema muy grave, cada vez más porque los causantes y ejecutores se fortalecen cada día. Las víctimas de este sistema represor siguen sin recibir justicia ni reparación. Los agresores, los culpables, siguen sin ser identificados blandiendo, entre otros argumentos, el de la obediencia debida: ¿es que no tienen la suficiente capacidad intelectual para discernir que determinadas órdenes provocarán heridos graves, incluso muertos? ¿O es que sienten placer cumpliéndolas?

Hoy entra en vigor la prohibición del uso de las balas de goma por parte de los Mossos d’Esquadra. Hoy, las habitantes de Catalunya continúan siendo carne de cañón, blancos fáciles de las armas letales que los funcionarios públicos encargados de velar por nuestra seguridad utilizan contra nosotras.

2 pensamientos en “A siete años de la prohibición de las balas de goma en Catalunya seguimos siendo carne de cañón (policial)

  1. Y representantes de los Mossos han ido a Chile a dar orientación sobre cómo actuar frente a las protestas. En Chile hay casi 400 lesiones oculares….en fin la represión se perfecciona tu se globaliza

    Me gusta

    • Desde luego, está claro que a la hora de globalizar lo que mejor aplican y para lo que más prisa se dan es con el control, la represión, la falsa seguridad, la protección del capital y de las élites. Seguiremos resistiendo, no cabe duda.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .