Fragmentos/Películas

La ola (“Die Welle”)

En 2008 Dennis Gansel presentaba en las salas de cine la película Die Welle. La cinta mostraba los hechos sucedidos en California durante el otoño de 1967, cuando un profesor de instituto, Ron Jones, realizó un experimento psicológico con sus alumnos basándose en el origen del nazismo y su fanatismo. Dos años más tarde se estrenaba el documental Lesson Plan: The Story of the Third Wave, en el que participaron varios miembros de la clase original del profesor Jones.

Cartel de la película Die welle / La ola

Cartel del film alemán ‘La ola’

El experimento tuvo lugar en la Escuela Secundaria Cubberley en Palo Alto, California. Uno de los alumnos del profesor de historia Ron Jones preguntó cómo fue posible que los alemanes hubiesen seguido a Adolf Hitler. Para explicarlo, Jones puso en marcha un taller en el que «los estudiantes subyugaban la libertad personal para el bien de la comunidad, sin siquiera cuestionarlo». Los 30 estudiantes iniciales pasaron a ser 200 en una semana. Bajo el lema “Fuerza mediante la disciplina, fuerza mediante la comunidad, fuerza a través de la acción, fuerza a través del orgullo”, en cinco días Jones había perdido el control, también los estudiantes inmersos en la singular práctica.

No es la primera cinta sobre los hechos. En 1981, Norman Lear recibió un Emmy por The Wave. Denis Gansel hacía lo propio en 2008; en este caso, la acción se situaba en un instituto alemán. Die Welle hace patente los mecanismos que las hegemonías políticas y económicas utilizan para someter a diario gracias a su omnipresencia y ubicuidad en los medios de comunicación. Tras su visionado, casi puede llegar a entenderse que la ciudadanía dé su apoyo democrático a legislaciones que agreden directamente a sus derechos y libertades. Implantar un régimen autoritario es mucho más fácil de lo que puede llegar a pensarse. Solo es necesario encontrar a un grupo de personas predispuestas a creer ciegamente en un líder y en una serie de ideas.

 

«La pertenencia a un grupo es una de las necesidades humanas más básicas, y para satisfacerla somos capaces de pasar del bien al mal, de lo que sabemos correcto y solemos hacer a lo que sabemos que está mal y no deberíamos hacer. Pero lo hacemos porque el grupo nos empuja a ello. Otra característica de la mente humana es que tiene una infinita capacidad para justificar cualquier acción. Incluso antes de hacer algo decimos “Debo hacerlo por tal motivo” y luego decimos “Lo he hecho por esto o aquello”.

«Los seres humanos racionalizamos más que razonamos. Creemos ser racionales, creemos sopesar nuestras acciones pero lo cierto es que las justificamos a posteriori para que encajen en unos valores sociales aceptables. Un uso perverso de la increíble capacidad de la mente es ser capaces de hacer casi cualquier cosa. Toda la magia creativa de la mente humana puede pervertirse justificando cualquier maldad, cualquier transgresión.»

Dr. Philip Zimbardo, profesor emérito de psicología en la Universidad de Stanford, al inicio del documental Lesson Plan. Esta es la emisión que se hizo en febrero de 2012 en el canal Historia:

5 pensamientos en “La ola (“Die Welle”)

  1. Tuve ocasión de verla en el momento de su estreno, compa Mónica, y me causó una impresión buenísima (éste es el enlace de la crítica que publiqué de ella en La Butaca… http://criticas-de-cine.labutaca.net/la-ola-lo-bueno-si-contundente/). En un visionado posterior, ya le ví algún puntillo truculento que ese primer visionado (siempre el primer impacto, ya se sabe…) no me permitió apreciar bien, pero, aún con eso, me sigue pareciendo una propuesta muy válida y muy didáctica, altamente recomendable, desde luego…

    Un fuerte abrazo y buen martes.

    Me gusta

  2. Se puede decir, que en el fondo la mayoria andan perdidos y es muy facil aprovecharse de la debilidad de la masa. Que queramos o no, simpre busca un lider, en especial los que pretenden ser diferentes. La unica suerte, es que los lideres solo se dan de tarde en tarte, en caso contrario la humanidad hace tiempo que seria un grato recuerdo. Y por cierto, aunque escueza a muchos esto, lo de fascista es sinonimo de comunista…Vamos que lo que plante aqui, bien seria tambien un regimen comunista.Saludos

    Me gusta

    • Estoy de acuerdo contigo en el escozor. Pero el director escogió el ejemplo que escogió, y yo en eso no puedo hacer nada.

      Simplemente quería compartir la cinta porque me pareció muy esclarecedora para responder a todos esos que dicen que la historia no se repite porque aprendemos de nuestros errores. Por desgracia, tropezamos con las mismas piedras constantemente.

      Un saludo y muchas gracias por tu comentario. Espero que no sea el último.

      Me gusta

  3. El mayor castigo para quienes no se interesan por la politica es que serán gobernados por personas que si se interesan
    Arnold joseph Taymbee
    Que te puedo decir Monica, describes la realidad en tu escrito, sobran palabras
    JrogJ

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.